Violencia doméstica

one caucasian couple man and woman expressing domestic violence in studio silhouette isolated on white background

Se considera la violencia doméstica a cualquier agresión, con o sin lesiones, con o sin agravantes, sexual o no, acecho, hostigamiento y amenazas que produzcan una lesión física o la muerte de un familiar o un miembro que resida en la misma vivienda.

Si pasó una vez, volverá a pasar y cada vez será peor. Contacte a las autoridades y denuncie al opresor.

“No tengo papeles”, “yo no proveo el dinero”, “estoy bajo amenaza”

Estas son algunas excusas de las víctimas para no denunciar la situación. La Policía de Doral, jamás le pedirá prueba de residencia legal en el país. Solo le pedirá un documento de identificación con foto (ID, pasaporte, cédula, etc.). La ley protege a las víctimas de violencia doméstica. Tiene derecho a exigir una orden de restricción contra el agresor.

Las autoridades le pueden remitir a un centro especial donde usted puede recibir servicios de protección, asistencia social, legal y psicológica, vivienda anónima, reunificación con otros familiares, alimentación y vestimenta. Esto es gratis. Además, de instrucción en oficios y cursos para ingresar al mercado laboral. No hay excusas.

Llame al 911 si es una emergencia o a la Policía de Doral al (305) 4-POLICE (305.476.5423).

Fuente: Rey Valdés, Public Information Officer y Pedro Corpas, detective.