Fraude cibernético

Clonación de tarjetas
Duplicar los datos de una tarjeta es muy fácil a través de un skimmer (un clonador de tarjetas). Hay pocos o casi ningún restaurante que trae a la mesa el punto de venta. Cuando el camarero se lleva la tarjeta, la pasa por el skimmer y listo.
No pierda de vista su tarjeta.
Utilice la tarjeta de débito únicamente para retirar dinero de los cajeros automáticos.

Secuestro virtual
Usted recibe una llamada de teléfono diciendo que un familiar está secuestrado y exigen dinero a cambio de su liberación. Usualmente las personas de la tercera edad son víctimas por su vulnerabilidad.
Asegúrese de dónde se encuentran sus familiares.
Comuníquese directamente con su familia en caso de recibir este tipo de llamadas.

Acoso cibernético
Se da especialmente entre los jóvenes por la exhibición de fotos retocadas, chantajes, difamación, etc.
No publique fotos comprometedoras.
Proteja la identidad de los menores de edad.

Amenazas en las escuelas
Cualquier tipo de amenaza recibida por correo electrónico, mensajes de texto, redes sociales, etc. es considerado una felonía.
Si usted o su hijo recibe una amenaza en la escuela, repórtelo inmediatamente a la policía para que ellos procedan a arrestar al amenazador. Incluso, si se trata de una sospecha.

Robo de identidad
Comparta su número de seguro social solamente con entes oficiales.
Manténgalo bien resguardado.
Revise su reporte de crédito, por lo menos, una vez al año. Agencias crediticias confiables: Equifax.com, Experian.com y Transunion.com.

Hackers y virus
Al abrir un link desconocido o un mensaje oculto, un hacker puede instalar un virus en la computadora y tener acceso absoluto en ella. La única manera de desinstalar el virus es con un código que tiene el criminal el cual lo entrega a cambio de grandes cifras de dinero.
No abra links ni mensajes desconocidos.
Elimine correos electrónicos basura.

Source: Rey Valdes, Public Information Officer.