Cuida las porciones que consumes

Uno de los errores más comunes que encuentro en la alimentación es pensar que un alimento por ser saludable se puede consumir sin medida, aquí es cuando muchas personas no logran entender por qué no pueden controlar el peso si “comen saludable”. Pues les tengo noticias, no es lo mismo comer saludable que hacerlo de manera ordenada, con estrategia, en función de un objetivo particular. Es así como ningún alimento por muy saludable que sea, si lo consumes en exceso, te ayuda a cumplir tu objetivo. No es lo mismo consumir 4 cucharaditas de mantequilla de maní, lo que equivale a 376 Kcal, que consumir una cucharadita de maní, que aporta 94 Kcal. A pesar de ser un alimento de buena calidad, que aporta nutrientes esenciales para nuestro organismo, definitivamente en exceso puede hacerte almacenar grasa por ser un alimento súper calórico. Cuidar las porciones, entender de donde vienen las calorías consumidas y ordenar tus alimentos es fundamental cuando tu intención es mejorar la composición corporal. ¿Comer saludable? ¡Sí claro! Pero con responsabilidad.