Conoce las mantequillas

Me encantan las mantequillas de semillas/nueces y maní en todas sus presentaciones.

Las mantequillas de semillas son buenísimas porque tiene grasas buenas de alta calidad, son sabrosas y con full nutrientes. Cada una aporta diferentes propiedades a tu cuerpo como fibra, calcio, potasio y más. Busca que solo sea maní, almendra, nueces o la semilla que prefieras su único ingrediente o un poquito de sal, porque gran parte de las veces le colocan extra edulcorantes, aceite hidrogenado, jarabe de maíz (fructosa) y muchas versiones reducidas en grasa que también tienen más azúcar.

Mantequilla de almendras: 

Comparando la de almendras con la de maní, esta tiene más minerales. Por cucharada contiene: 5g de grasas buenas, 1.6g de fibra (es una de las mantequillas que tiene más fibra), 3.1g de carbohidratos, 3.35g de proteína, 0.71g de azúcar, 120 mg de potasio y 56mg de calcio. Súper buena para ser por cucharada. También tiene muchos minerales como zinc, biotina y magnesio y es rica en grasas mono insaturadas, lo que se ha relacionado con un mejor control del azúcar en sangre.

Mantequilla de merey:

Si hablamos del merey/anacardo, este tiene altos niveles de zeaxantina y luteína (potentes antioxidantes), además de ácido anacárdico que ayuda a controlar el azúcar en la sangre y a convertirla en energía para ayudarte en la pérdida de peso. Al ser rico en grasas mono insaturadas ayuda a reducir los niveles de colesterol malo (LDL) y es un antioxidante excelente para combatir los radicales libres.

Mantequilla de maní:

Por cucharada contiene: 3.3g de grasas buenas, 0.9g de fibra, 7g de carbohidratos y 2.7g de proteína.

Mantequilla de chocomaní:

Sabe a Nutella pero más sana, busca que en sus ingredientes tenga avellanas y cacao en polvo. Vas a obtener todos los nutrientes de la avellana pero saciando el antojo de dulce.